Última actualización: 4:35
No se rinde

Va por todo: Alberto Fernández irá por la reelección y se abre una nueva grieta en el Frente de Todos

Alberto Fernández se envalentonó con el cambio de gabinete que definió sin el aval de Cristina Kirchner y Sergio Massa y quiere enfrentarlos en las primarias para ir por su reelección.
Alberto Fernández se envalentonó con el cambio de gabinete que definió sin el aval de Cristina Kirchner y Sergio Massa y quiere enfrentarlos en las primarias para ir por su reelección.

Alberto Fernández se envalentonó con el cambio de gabinete que definió sin el aval de Cristina Kirchner y Sergio Massa y quiere enfrentarlos en las primarias para ir por su reelección.

"Quiere ir por todo", dijeron en el entorno del presidente, que se mueve junto a una suerte de mini gabinete paralelo ajeno a la influencia del ministro de Economía y de la vicepresidenta.

Las designaciones de Kelly Olmos en Trabajo y Victoria Tolosa Paz en Desarrollo Social no fueron consensuadas con el resto de los fundadores del Frente de Todos y Alberto tomó esa maniobra no como un signo de soledad sino de emancipación.

Alberto se aferra al titular del Banco Central, Miguel Pesce, como si fuera realmente el responsable del área económica, y por momentos se muestra como opositor a su propio gobierno, en especial a Massa.

Ahora el presidente sorprendió a su propio gobierno cuando pidió cerrar el coloquio de IDEA en Mar del Plata, pese a que ya estaba pautado el discurso de Sergio Massa en representación del Ejecutivo ante los empresarios.

Cuando habló se entendió su interés, en un discurso inusualmente duro, reivindicó su liderazgo casi como si estuviera en campaña y envió un dardo envenenado al kirchnerismo. "Seré débil, pero quien afrontó la pandemia, la deuda con el FMI y acreedores privados, y el que sigue enfrentando la guerra es Alberto Fernández", dijo el presidente en Mar del Plata.

Y agregó en su párrafo más filoso: "Yo desafío a los empresarios: en este gobierno, ¿alguien les pidió un centavo para hacer pública? ¿Alguien les pidió algo? ¿Alguien los mandó a espiar? ¿Alguien usó la AFIP para que se metan en las empresas de aquellos que nos critican?", dijo el presidente, que en su última pregunta pareció enviar otro dardo envenenado hacia el kirchnerismo.

Alberto se aferra al titular del Banco Central, Miguel Pesce, como si fuera realmente el responsable del área económica, y por momentos se muestra como opositor a su propio gobierno, en especial a Massa.

Lectores: 855

Comentarios

POPULARES