Última actualización: 4:35
Preocupación

El kirchnerismo pierde jóvenes y "eso debe ser dramático para Cristina"

En ese paisaje de contornos imprecisos sobresalen dos figuras clave: Cristina Kirchner y Javier Milei.
En ese paisaje de contornos imprecisos sobresalen dos figuras clave: Cristina Kirchner y Javier Milei.

El director de Poliarquía, Eduardo Fidanza, compartió su mirada sobre la actualidad política argentina y el creciente fenómeno antipolítico. "Los argentinos podemos estar siendo testigos de un profundo cambio político que todavía no se manifestó con la fuerza irrevocable que tienen las democracias: el voto", dijo.

En ese giro hipotético, los jóvenes parecen llamados a cumplir un rol decisivo, empujados por años de frustración y de ausencia de futuro. En ese paisaje de contornos imprecisos sobresalen dos figuras clave: Cristina Kirchner y Javier Milei. Asoma en esa conjetura una mutación de la militancia orgánica, a través de La Cámpora, hacia un activismo desarticulado y, sobre todo, antipolítico.

El director de Poliarquía, Eduardo Fidanza, que está habituado a mirar planillas, números, porcentajes y proporciones lo resumió con la contundencia del divulgador y la profundidad del sociólogo, del científico: “Los jóvenes de clase alta se van del país y los de clase baja se van de la democracia”.

El analista político compartió su mirada sobre los datos que vienen registrando las encuestas que realiza su equipo. Se trata de sondeos de opinión y relevamientos que detectaron una desconexión preocupante de los jóvenes de la política y que anticipan la posibilidad de que la grieta se convierta en algo distinto, quizá “un abismo”.

Los fenómenos principales que aparecen en las investigaciones son la declinación progresiva de la valoración de la democracia y la preferencia creciente de figuras autoritarias o que rivalizan con el arquetipo progresista. Es un deslizamiento desde el centro hacia los extremos, principalmente de la derecha. “Los pibes para liberación que apoyan a Cristina serán un grupo de militantes pero hoy, desde el punto de vista estadístico, no existen”, explicó.

Son dinámicas que se combinan con un sistema educativo público impotente para formar intelectualmente ciudadanos y un embate inclemente de la tecnología, las redes sociales y la entronización del teléfono celular en la cotidianeidad individual y social. Este y otros temas abordó el director de Poliarquía en los estudios de Infobae.

“Si como estimamos, el fenómeno Milei ha permeado tanto en sectores bajos como en sectores medios altos, lo primero que ves es que el kirchnerismo perdió a los jóvenes. Creo que eso debe ser dramático para Cristina Kirchner", sostuvo.

Además, dijo que "los apoyos de Cristina se han llamado “los pibes para la liberación”. Pero esos “pibes para liberación” serán un grupo de militantes pero hoy, desde el punto de vista estadístico, no existen”.

“¿Qué van a hacer los jóvenes que no aprecian a la democracia tal como la concebimos y como fue el proyecto de recuperación democrática del año 83? Uno puede prever -y no es un fenómeno sólo argentino- que les van a resultar atractivas propuestas autoritarias o antipolíticas”, contó.

Por último, recalcó que "hoy un 35 por ciento de la población dice “la democracia me da lo mismo” o “a veces es mejor un gobierno no democrático o un gobierno autoritario, que un gobierno democrático”. 

Lectores: 306

Comentarios

MÁS NOTICIAS

POPULARES