Política
Lo alejó de una reunión de Derechos Humanos

La gota que rebalsó el vaso: Eduardo "Wado" de Pedro abrió una nueva grieta contra el Presidente

Desde Balcarce 50 justificaron la decisión de no incluirlo, y consideraron que el dardo del alfil cristinista fue un modo de lanzarse como precandidato a meses del cierre de listas.
Desde Balcarce 50 justificaron la decisión de no incluirlo, y consideraron que el dardo del alfil cristinista fue un modo de lanzarse como precandidato a meses del cierre de listas.

La interna recurrente entre la Casa Rosada y el kirchnerismo volvió a encenderse después de semanas de relativa paz, con una crítica velada de uno de los soldados de Cristina Kirchner contra Alberto Fernández, que dio comienzo informal a la campaña para las elecciones primarias en el Frente de Todos. 

El ministro del Interior y referente cercanísimo a Cristina Kirchner, Eduardo “Wado” de Pedro, se mostró enojado y “dolido” con el Presidente porque, según aseguraron en su entorno, no fue invitado al encuentro que organizó junto a referentes de Derechos Humanos y el primer mandatario de Brasil, Inácio Lula da Silva.

Desde Balcarce 50 justificaron la decisión de no incluirlo, y consideraron que el dardo del alfil cristinista fue un modo de lanzarse como precandidato a meses del cierre de listas.

El ministro, que se encuentra distanciado del primer mandatario al igual que la totalidad de la primera plana de la órbita de Cristina Kirchner, consideró que desde la Presidencia deberían haberle extendido una participación para el cónclave.

El enojo por aquel encuentro se inscribe, inevitablemente, en el contexto electoral, mientras se acerca el cierre de listas de junio y los precandidatos presidenciales empiezan a posicionarse. 

De hecho, cerca de De Pedro atribuyeron la decisión de Alberto Fernández de “excluirlo” al hecho de que busca la reelección y ve al ministro K “como potencial candidato” y, por extensión, contrincante en la interna. 

Las declaraciones, proclamadas off the record desde el entorno del ministro, son al menos llamativas en el contexto político que atraviesa el oficialismo: es la primera vez que el alfil cristinista expone abiertamente sus intenciones de competir, y que plantea en términos electorales la discusión con el jefe de Estado.

De hecho, cerca suyo fueron más lejos en las críticas contra el Presidente, con una frase muy dura que recuerda al peor momento de la relación, a fines de 2021, cuando el ministro presentó la renuncia a su cargo después de la derrota electoral (en ese momento, el Instituto Patria y La Cámpora, con Cristina y Máximo Kirchner a la cabeza, atribuyeron el fuerte revés en las urnas a la gestión de Alberto Fernández). 

”Mezclar esas cosas (por la lucha de Derechos Humanos) con las especulaciones electorales es ya no tener códigos”, le lanzaron al primer mandatario, por lo bajo.

En la planta baja de la Casa Rosada, donde funcionan las oficinas de De Pedro, incluso contaron que desde las organizaciones de DDHH, con las que tiene estrecho vínculo, se comunicaron con el ministro para invitarlo al evento, pero que “él consideró que, como integrante del Gabinete, no podía asistir si no era invitado por el Presidente”, dijo un funcionario cercano.

Pero desde la Presidencia defendieron la decisión: dijeron que no había ministros en la reunión señalada, porque había sido organizada “a pedido de los organismos, que querían encontrarse con Lula y Alberto”. 

En la misma línea, destacaron que todos los ministros habían formado parte del acto por la la firma de acuerdos de cooperación mutua, más temprano ese mismo día, y que De Pedro estaba invitado, como jefe de la cartera política.

Lectores: 3722

Comentarios

POPULARES