Última actualización: 21:35
Tampoco tienen insumos

"Se lavan las manos": grave denuncia de una madre contra el hospital Finochietto de Avellaneda y El Cruce de Varela

Noha tiene 1 año y 11 meses y sufrió un accidente doméstico. Se encuentra internado.
Noha tiene 1 año y 11 meses y sufrió un accidente doméstico. Se encuentra internado.

Una mujer denunció públicamente a las autoridades de los hospitales y enfermeros de El Cruce de Florencio Varela y Finochietto de Avellaneda. La damnificada asegura que la hicieron ir “de un lado al otro” ante una situación delicada que pasó con su pequeño bebé. Además, contó que los nosocomios no cuentan con baños disponibles dentro de las salas, tampoco calefacción, tampoco insumos, por lo que tiene que comprarlos ella misma.

Según relató en su cuenta de Facebook, su hijo de un año y 11 meses llamado Noha tuvo un accidente doméstico hace más de un mes y sufrió una fractura de cráneo. Al llevarlo al hospital de Avellaneda en un estado extremo de gravedad, lo derivaron al de El Cruce, para luego derivarlo nuevamente al Fonochietto. “Me tienen de acá para allá y se lavan las manos”, sostuvo.

“El 23 de abril mi hijo Noha sufrió un accidente doméstico y tiene medio cráneo fracturado y en ese momento había sangrado el cerebro. Cuando lo llevo a la guardia del hospital Finochietto de Avellaneda, al rato me derivan al hospital El Cruce donde solo recibió una mínima cirugía. Le pusieron un censor en el cerebro y, al tiempo, le hicieron una traqueotomía. Los médicos nos daban poca información”, comenzó relatando la mujer.

Y agregó: “Él ahora se encuentra en otro mundo y apenas nos reconoce. Por momentos sólo se conecta con nosotros”.

En ese tiempo de evolución, contó que en el hospital El Cruce su hijo Noah recibió “maltrato físico y verbal de parte de dos enfermeros”, y contó que “no se hicieron cargo de mis quejas”.

“El hospital El Cruce se llena la boca hablando toda su última tecnología, pero con eso no hago no hago nada. Me cansé”, dijo la madre.

El 27 de mayo, Noha fue trasladado nuevamente al hospital Finochietto. La madre reveló que en el nosocomio “se lavaron bien las manos y nos dejaron a la deriva”. Para colmo, denunció que en la habitación “no tiene calefacción, no hay baño y tampoco le dieron los insumos necesarios. Encima recibimos mucho maltrato. A mi hijo lo tenían de acá para allá. Lo dejaron a la deriva”.

A su vez, detalló que ella se debía hacer cargo de insumos médicos, tales como guantes, alcohol, sondas y filtros, ya que Noah cuenta con una traqueotomía que debe ser asistida periódicamente. “No estamos al alcance de comprar esas cosas”, aseguró la denunciante.

Lectores: 71

Comentarios

MÁS NOTICIAS

POPULARES